viernes, 27 de noviembre de 2015

Estadísticas de “violencia de género”. ¿Método científico o método McDonald´s?


La temática de fondo de este artículo es el uso de las estadísticas en la construcción de los problemas sociales. En esta ocasión lo que lo motiva es la lectura de la nota “El duro camino de las mujeres en su lucha contra la violencia de género” que publica El Heraldo, de Colombia. Otro hermoso ejemplo de cómo los datos descontextualizados no dicen nada, o peor, pueden decir cualquier cosa que uno quiera hacerles decir. 

Según esta nota “En lo que va de 2015, 32 mujeres han sido asesinadas en Barranquilla. Más de 1.600 mujeres fueron asesinadas en 2014 en América Latina”. Los datos son proporcionados por El Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe de la Cepal. 

Como es habitual en este tipo de artículos (me refiero a los que denuncian la violencia contra las mujeres) no se proporciona ningún dato acerca de cuantos hombres fueron asesinados en el mismo país en el mismo período y tampoco se proporciona al lector la referencia a la fuente donde pueden ser consultados los datos en bruto. 

Sin duda 1600 asesinatos de mujeres es una cifra impactante. Un solo asesinato es una cifra impactante, dado el valor intrínseco de la vida humana. 

¿Las vidas de las mujeres valen más que las de los hombres? Algunos(as) creen que sí, pero pocos se animan a decirlo abiertamente, aunque siempre está insinuado en la preocupación EXCLUSIVA por la violencia en contra de las mujeres. 

Pero ¿qué pasa si contextualizamos los datos? Acabo de buscarlo expresamente. ¿Qué información es relevante para dimensionar la importancia del fenómeno que comenta el artículo? La cantidad de homicidios TOTALES de colombianos discriminados por sexo de la víctima. Eso busqué y encontré por sexo y edad. Abajo les dejo el cuadro completo y la referencia de la fuente para quien desee consultarla.

Los datos completos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses de Colombia indican que en 2013 en Colombia hubo 1.163 asesinatos de mujeres y 13.119 asesinatos de hombres por toda causa. No se me cayó ninguna cifra. Es como lo ven: poco más de un millar de mujeres contra más de diez mil hombres. La tasa por 100.000 habitantes es de 4,87 entre las mujeres y de 56.39 entre los hombres. ¿Todavía quieren seguir poniendo a las mujeres como víctimas preferenciales? 

Para ampliar hacer click sobre la imagen

Me van a decir que eso es por causas totales y que el artículo que comento habla de violencia DE GÉNERO. Es verdad. Aún así eso no justifica que se denuncie exclusivamente la violencia “contra las mujeres”. Esa postura me parece moralmente indefendible.

A las(los) feministas les puede interesar el siguiente dato: en 2013 en Colombia sobre 4305 casos en los que se tiene información del agresor, hubo 89 casos de mujeres asesinadas por su pareja o ex-pareja, contra 10 casos de hombres asesinados por su pareja o ex-pareja. Este es el dato comparativo que deberían proporcionar quienes están en contra de la violencia contra las mujeres. Esta es la ÚNICA categoría de asesinatos en los que las mujeres son la víctima predominante. En TODAS las demás categorías los hombres son la víctima preferencial, por lejos. Esto surge del examen de la siguiente tabla.


Para ampliar hacer click sobre la imagen

Las definiciones existentes de “femicidio” son diversas y extremadamente ambiguas, pues aluden en forma despareja y combinada al tipo de relación previa existente entre el asesino y la víctima (pareja, familiar, desconocido), a la misoginia o a móviles subjetivos que no son exclusivos del asesinato de mujeres (odio, placer, desprecio) y otros tan imposibles de verificar como “por el sólo hecho de ser mujer”. 

Si nos basamos sólo en el tipo de relación que el asesino tenía con la víctima y no nos quedamos exclusivamente con la relación de pareja o ex-pareja, nuevamente las mujeres no son las principales víctimas. Sumando parejas + familiares + amigos + conocidos tenemos 150 asesinatos de mujeres contra 430 asesinatos de hombres en Colombia en 2013. Y el total de 4305 casos se reparte entre 418 mujeres contra 3884 hombres. 

El efecto que se consigue ofreciendo SOLAMENTE cifras sobre las mujeres sin su correspondiente referencia comparativa de cómo el mismo fenómeno afecta a los hombres es el mismo que da por ej. McDonald´s cuando te muestra un afiche gigante de una hamburguesa sin ninguna referencia comparativa de su tamaño real, como por ej. una botella de gaseosa de un volumen conocido. Sin dicha referencia un afiche gigante da la falsa impresión de una hamburguesa gigante. Y cuando la vas a comprar y la ves en contexto decís “¿Esta cosita es la hamburguesa del afiche?”. Eso es manipulación, tanto si lo hace McDonald´s como si lo hace una ONG con fines supuestamente loables. Siempre hay gente que “compra” el afiche. Pero eso funciona mientras no vaya a comer la hamburguesa. 

Con esta estrategia desinformativa manipuladora no se le hace un bien a la causa que estás tratando de defender, porque le resta credibilidad y legitimidad. Cuando estas fallas metodológicas ocurren en un paper, ponencia u otro tipo de trabajo pretendidamente científico (no es el caso de El Heraldo, obviamente, pero sí de la CEPAL), además le resta rigor, validez y seriedad al trabajo y a sus autores(as). Estas reflexiones valen no sólo para el tema de la violencia de género sino para cualquier temática en la que se pretende que existe un trato desigual hacia un sector social por cualquier característica. 

No sigas el método McDonald´s.
 

Bibliografía citada

De la hoz Bohórquez, Germán Alberto. Comportamiento del homicidio, Colombia 2013.




martes, 22 de septiembre de 2015

¿Para cuando un software libre para análisis cualitativo de datos?

En 1997 presenté mi primer artículo sobre el software para análisis cualitativo de datos, tras haber comparado el uso de dBase III Plus y NUD*IST 3 para realizar análisis semiótico de enunciados.
En aquella época estaba muy satisfecho con las prestaciones del software de QSR, a pesar de lo que hoy considero como limitaciones.

Dícté numerosas capacitaciones de análisis cualitativo asistido por computadora mediante NUD*IST 3 y 4 y luego NVivo 1.3 (ambos de QSR). Hasta que apareció el Nvivo 7, la primera versión de este programa desde que QSR se convirtió en partner de Microsoft y ahí se pudrió todo.

El Nvivo adquirió todas las virtudes y defectos de los prorgamas de Microsoft: con la intención de volverlo más vistoso, fácil e intuitivo de usar se rediseñó toda la interfaz, que resultaba asombrosamente similar a la del Outlook, a la vez que se abandonó una de las mayores fortalezas que tenía el NUD*IST, su lenguaje de comandos. Yo hice un uso intenso de ese lenguaje y siempre lamenté su pérdida.

El NVivo 7 multiplicó varias veces su tamaño y sus requerimientos de sistema (memoria, procesador, requerimientos gráficos). Desde entonces usa Microsoft .NET y MicrosoftSQL Server, tiene numerosos bugs que provocan el cierre repentino del programa y comenzó a tener por cada versión varios service packs y hotfixes. Nunca antes los había tenido.

Nvivo 10, de QSR
Comenzaron a agregarse funciones y herramientas nuevas ("chiches")  para realizar diversos tipos de análisis cuantitativos, algo a mi juicio completamente inútil en un programa para análisis cualitativo. ¿Qué utilidad puede tener un análisis por conglomerados de textos que no provienen de una muestra estadísticamente representativa?

Cuando hice mi tesis usé Nvivo 10 y probé el uso del análisis de conglomerados, con resultados muy interesntes que confirmaban mis supuestos sobre la manera como se agruparían los documentos en función de su similitud. Así es que me interesé en saber en qué datos se basaba el programa para realizar los agrupamientos. Como esa información no figura en la ayuda del programa me contacté con el servicio técnico (lo mejor que tiene el NVivo es su servicio técnico) y logré que me enviaran un documento en el que se explica este procedimiento. Resultó ser que el programa agrupa los documentos basándose en la codificación de los mismos en todos los nodos. Lo cual es tramposo. Porque si el software encuentra similares dos documentos del mismo organismo estatal  no es porque su contenido, su estilo, su lexicografía sea semejante, sino porque ambos están codificados (por el investigador) en el nodo de caso correspondiente a dicho organismo. Esto es una petición de principio. Es como conlcuir que dos personas son parecidas sabiendo que son hermanos.

Otros inconvenientes del NVivo 7 en adelante son que es muy caro, usa la técnica de validación online de Windows (con lo cual se vuelve muy difícil de compartir) y además la licencia TIENE FECHA DE VENCIMIENTO!. O sea, vos comprás el programa, pero después de algo así como tres años se bloquea y si querés seguir usándolo tenés que volver a comprarlo, aunque la versión que tenés siga siendo la última. Esta práctica es legal pero injusta. De hecho, me parece mafiosa.

Todo esto lo vengo comunicando desde hace años a QSR cada vez que me invitan a participar de su encuesta anual de usuarios y de instructores independientes. Pero sus políticas no han cambiado en nada en este sentido. Al contrario. Se profundizan progresivamente.

Así es que he declarado BASTA y me he puesto en campaña para encontrar un software libre de análisis cualitativo. ¿Y saben qué? No hay ninguno que valga la pena. He revisado media docena y nada. ¿En qué me baso para afirmar esto? En los mismos criterios que expresé en mi ponencia de 1997: un buen software de análisis cualitativo tiene que
  1. poder trabajar con textos (preferentemente aceptando formatos binarios de procesadores de texto de uso extendido (como .doc, .rtf, odt) y pdf. 
  2. codificar dichos textos en categorías jerárquicas (conceptuales y demográficas o atributos)
  3. distinguir entre unidades de análisis (casos) y de observación (documentos)
  4. realizar búsquedas de texto verbatim y aproximadas (por similitud)
  5. recuperar lo codificado en una categoría o en una combinación de categorías usando operadores booleanos (and, or, not), o sea los cruces de categorías, incluyendo la elaboración de matrices cualitativas, producto del cruce de dos grupos de categorías (conceptuales o demográficas).
  6. codificar automáticamente los resultados de las búsquedas textuales tanto como de las consultas de lo codificado.
  7. Proporcionar diversos tipos de informes del estado actual del proyecto (libro de códigos, cantidad de texto y de documentos codificados en cada categoría, etc. y acceso al texto mismo)
Lo anterior es imprescindible para un análisis cualitativo básico, general, ya sea que se trabaje con enfoque de la Grounded Theory, hermenéutico, análisis cualitativo de contenido, análisis de discurso, etc. Luego deberían existir módulos optativos con funciones específicas para distintos tipos de análisis, por ej. para análisis cuantitativo de contenido pueden agregarse módulos de conteo de frecuencias de palabras y sus repectivos gráficos, como tiene el QDA Miner y el Nvivo, entre otros. Otros módulos para quienes deseen hacer análisis de redes discurso, o de redes semánticas, o análisis automático de discurso, para quienes necesitan procesar imágenes, video, audio, etc. De modo que cada usuario pueda elegir instalar o no, activar o no cada módulo, según sus necesidades y preferencias.

Para mi forma de trabajo un software que no elabore matrices cualitativas a partir del cruce de categorías no reúne los requisitos mínimos. Y lo que he encontrado en mi última búsqueda es que aún no existe un software libre para análisis cualitativo que realice esas funciones.

El AQUAD 7 tiene todas las complicaciones típicas de los programas GNU y tantos errores que termina resultando inoperante. El Open Code 4.2 es de tipo “code & retrieve”. Muy elegante y fácil de usar, pero no realiza ningún tipo de cruce de categorías. Lo mismo vale para el EdET y el QDA Miner Lite que es es gratis (freeware) pero no libre.

El Libre QDA parece muy auspicioso pero ni siquiera está en pañales. Aún no ha nacido. No existe ni una demo o una versión beta que se pueda probar . 

El Weft QDA dice que lo hace pero no funciona. Lo probé y los resultados de búsqueda son inconsistentes. Me mostraba sólo una parte de los resultados que debía mostrar. O sea, yo sabía que había más resultados pero el programa no los mostraba. Además la misma web del programa tiene esta advertencia del autor:
“IMPORTANTE: este software se ofrece sin ninguna garantía ni soporte. Algunas personas aún así podrían encontrarlo interesante e incluso útil, pero:
  • no es para proyectos importantes como una tesis doctoral.
  • La versión 1.0.1 contiene errores que pueden ocasionar la pérdida de datos en sus análisis o volver ilegible el archivo de proyecto.” (http://www.pressure.to/qda/)
Tengo noticias de la existencia de programas libres de análisis cualitativo que sólo corren en Linux, lo que puede ser interesante para los usuarios de Linux, que son una minoría y parece que lo seguirán siendo durante muchos años más. 

Una solución sería escribir mi propio software. Pero yo no soy programador ni tengo la intención de aprender a programar a esta altura de mi vida. Hoy día los dos programas comerciales más usados para esta finalidad, el Nvivo y el Atlas/ti tienen muchas más funciones que las básicas y tienen la contra de ser privativos, caros y (al menos el Nvivo) estar llenos de errores.  Por eso pregunto ¿para cuando un programador o grupo de programadores levantará el guante de producir un software a la altura de los comerciales en prestaciones pero que sea más sencillo y libre? Si aparece alguno cuenta con mi apoyo en lo que sí puedo ayudar, que no es ni apoyo financiero ni trabajo de programador, sino como usuario, investigador, académico y docente. ¿Algún interesado?

miércoles, 9 de septiembre de 2015

¿Descubrirte o diseñarte?

Desde numerosos libros, páginas webs, revistas, blogs y programas de TV e incluso anuncios publicitarios te invitan a “ser vos mismo”, “descubir quién sos”, “descubrir tu verdadero yo”, “quien sos vos en realidad” o a “descubrir y/o liberar todo tu potencial”. El siguiente video, muy interesante por cierto, es un ejemplo de lo que estoy diciendo.



Aquí se apela a la idea tomada, según la tradición, de Miguel Ángel:
Miguel Ángel fue un autor que destacó en el trabajo del mármol, llevando a sus máximas consecuencias el concepto extractivo del cincelado. El propio autor reconocía que escogía los bloques de mármol para sus creaciones porque era capaz de ver la obra que contenían en su interior. Es decir, planteaba el trabajo del mármol como el arte de extraer las obras de los bloques de piedra en que se encerraban, de liberar a las figuras de la materia sobrante en que estaban aprisionadas (Tomado de la web “En clase de arte”)
Bien entendida esta es una hermosa metáfora. Pero lamentablemente con frecuencia se la utiliza de un modo poco conveniente. Ya retomaré la metáfora.

La misma idea se encuentra en la doctrina del “Desarrollo Humano”, de los economistas Mahbub Ul Haq y Amartya Sen, que promueve oficalmente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD). Este enfoque asigna al Estado el rol de fortalecer las capacidades y aumentar las oportunidades de las personas y el de "remover los obstáculos" o "quitar las barreras" que impiden a las personas alcanzar espontáneamente su potencial.

Aceptar estos llamados a ser vos mismo y liberar tu potencial es aceptar la tesis de que tenemos un “yo mismo” prefabricado e inmutable, programado al menos desde el nacimiento. Sólo así tiene sentido la busqueda por “descubrir quién sos vos en realidad”, por “descubrir tu verdadero ser” o “tu verdadero yo”. Sólo aceptando esta tesis tiene sentido la aspiración de “descubrir y liberar todo tu potencial”. (ver https://es.wikipedia.org/wiki/Movimiento_del_potencial_humano).

Pero ¿cómo hacés para saber “quién sos en realidad”? ¿Y cómo hacés para saber hasta dónde llega tu potencial? ¿Y cómo es que te tocó cierto potencial y no otro? ¿Quién lo determinó eso? ¿O acaso todos tenemos el mismo potencial? Se supone que no, porque entonces no haría falta “descubrirlo” pues sería una constante para todos los seres humanos.

Aceptando esta tesis econtraremos numerosas personas dispuestas, por una módica suma, a ayudarnos a “descubrir quiénes somos realmente”, mediante alguna técnica o comprando sus libros. Pero esta gente, que no te conoce, ¿cómo hace para saber algo sobre vos que ni vos mismo sabés? ¿son adivinos? ¿Tienen vista de rayos X para ver la escultura dentro de la piedra? ¿tienen otros poderes especiales? Algunos sí pretenden tenerlos. No todos. Si querés creerles a quienes dicen tenerlos estás en tu derecho. Yo elijo otra interpretación.

Nadie (ni vos mismo) puede saber “quién sos en realidad” porque no existe ningún “vos mismo” o “verdadero yo” que pueda ser “descubierto”, ni existe ningún potencial preestablecido que pueda ser “liberado”. La cosa es muchisimo más interesante. Los seres humanos somos asombrosamente plásticos, dúctiles, indeterminados, en comparación con otras especies naturales. No sólo podemos aprender infinidad de cosas, realizar innumerables actividades y adquirir una variedad enorme de habilidades, sino que además podemos ELEGIR cuales.

El potencial de todo ser humano es infimito, porque no tiene preestablecido ninguno en particular. Es como una página en blanco ¿Qué texto contiene una página en blanco? Ninguno, obviamente. ¿Y en potencia? Infinitos textos ¿Por qué? Porque no hay restricciones. Antes de escribir la primera letra la entropía es máxima, como decían Shannon y Weaver. Los posibles textos son infinitos. Para un observador ajeno, es imposible predecir cual será el texto que efectivamente contendrá la página una vez que haya sido escrita. Pero no para el escritor. Porque el escritor no necesita predecir en el sentido de “adivinar” o “descubrir” un texto que ya está escrito, “encerrado”, “contenido” en el papel. El escritor lo inventa y, como depende de él (o ella), puede adelantar qué va a decir esa página. Dirá lo que él (o ella) ha decidido que dirá.

Así ocurre con los seres humanos. La metáfora de la escultura es válida en la medida en que “el material sobrante” es tal, no en relación a una escultura objetivamente preexistente en el bloque de piedra, sino en relación al modelo o diseño que el escultor tiene en su mente. Dado ese diseño, el escultor sabe qué es lo que sobra para transformar el bloque en la escultura que ha decidido hacer. La escultura no preexiste “en la piedra”. Está en la mente del escultor.

Siguiendo con la metáfora, no pierdas tiempo tratando de “descubrir quién sos en realidad”. Diseñate. Decidí quién querés ser. Quién VAS a ser. No necesitás de ningún adivino. La decisión es exclusivamente tuya.

En la medida en que seas el escultor de tu vida, una vez que hayas visualizado tu “obra” finalizada sabrás qué te está sobrando para que la misma aflore a partir del bloque que sos hoy. Sabrás qué tenés que remover para hacer realidad tu diseño ¿Qué hábitos y actitudes te están sobrando hoy, que no dejan aflorar la persona que querés ser? ¿Qué conversaciones te están sobrando? ¿Te decís que tu sueño no es para vos, que no te lo merecés, que es una utopía o que sólo es para quien nació con estrella y no para vos que naciste estrellado? ¿Qué prejuicios, qué miedos, tenés que “remover” de tu bloque? ¿O tal vez aún no visualizaste tu escultura terminada, quien querés ser? Nadie te puede contar cómo es. Porque nadie más que vos puede saberlo.

Claro, que la decisión por sí sola no alcanza. Luego de haber decidido sigue un trabajo sobre vos mismo(a) para transformarte en quién querés ser. Hay que esculpir. Y no es fácil. Y lleva tiempo. Ahí sí contás con profesionales que te pueden asistir mediante diversas “tecnologías del yo”, como las llamaba Focucault, a lograr el resultado que vos habrás elegido.

Los que se ofrecen para ayudarte a “descubrir tu verdadero yo” también usan tecnologías del yo. Pero hacen pasar por técnicas de “descubirmiento” de algo que “siempre estuvo ahí” lo que en realidad es un trabajo de modelado artesanal de lo que sólo llegará a existir a partir de su intervención. Ellos deciden por vos quién serás, aunque en el camino te digan que sólo están revelando quién siempre fuiste en el fondo sin saberlo.

No necesitás descubrir nada. No tenés un potencial “oculto” que pueda ser “liberado”. Tenés toda la libertad del mundo para elegir, para diseñarte. Y también toda la responsabilidad para emprender la transformación que te lleve al resultado que visualizaste anticipadamente. Es a la vez más difícil que ponerse en manos de un adivino y mucho más apasionante.

¿Qué hay en tu jabón? En particular, nada. En potencia, todo. ¿Qué podés sacar de él? Lo que vos quieras. Siempre y cuando te pongas a tallarlo.

Nota: La imagen de La piedad está tomada de Wikipedia y tiene licencia Creative Commons.

Bibliografía citada:



Foucault, M. (2008). Tecnologías del yo y otros textos afines. Buenos Aires: Paidós - ICE - UAB.
Shannon, C. E., & Weaver, W. (1981). Teoría matemática de la comunicación.

martes, 4 de agosto de 2015

Co(n,r)tando boletas

 ¿Ya comenzó el escrutinio? ¡Noooo!!!!! ¡Es mi mesa del comedor con todas las boletas electorales que dejaron en mi casa y en mi vereda! 

Sólo el viernes, por ej. los de Massa pasaron tres veces a dejarme boletas. Y cada vez me dejan dos o tres. ¿Querrán que lo vote varias veces?

Yo me pregunto ¿qué necesidad hay de repartir boletas cuando el día de las elecciones en el cuarto oscuro hay las suficientes y están los fiscales de cada partido para asegurarse que no falten? ¿Por qué no alcanza con los volantes que ya distribuyen y la publicidad televisiva y radial? ¿Y por qué dejar muchas boletas iguales en cada casa, si cada persona usa una sola? En mi casa somos dos y tengo varios cientos de boletas sólo de siete tipos distintos correspondientes a cuatro partidos. 



El primer lugar en derroche de papel en boletas electorales que irán a parar a la basura (no porque no lo vayan a votar sino porque cada persona vota sólo una vez - o al menos eso es lo legal-) es Macri., con una pila de 4 cms. de alto, una vez cortadas las boletas. Massa le sigue cabeza a cabeza. Disputando el tercer puesto van Margarita y Scioli. En derroche de tinta ganan Scioli y Massa, cuyas boletas tienen fondo pleno con letra blanca.

En total tengo una pila de casi 10 cms. de alto de papel que no puedo usar como boleta electoral. Como la altura puede parecer exagerada, dado que la pila no está comprimida, también la pesé: casi 750 grs. En una sola casa. En una semana. Y todavía quedan cinco días más de actividad proselitista, que, como ya sabemos, son los más intensos. Una vez que pasen las PASO mediré la cantidad total de papel que me dejaron en forma de boletas electorales y lo agregaré como comentario a este artículo.

Que quede claro que no estoy cuestionando las elecciones, ni estoy abogando por el voto electrónico. Lo que estoy cuestionando es la irracionalidad de distribuir boletas electorales como forma de publicidad.
Mejor no preguntar las toneladas de papel que se usan en estas cosas y la cantidad de árboles que se talaron para hacerlas y los desperdicios que van a parar a los ríos. 

En nuestro actual sistema económico todo esto es actividad económica y aumenta el PBI. Cultivar árboles y talarlos para hacer papel es una actividad económica que proporciona una cierta cantidad de empleos e ingresos, y paga impuestos. Luego, transportar el papel e imprimir las boletas genera más empleos. Puede ser que al que  reparte las boletas a domicilio también le tiren unos mangos. Una vez que la gente las tira a la basura (si es que separa sus residuos en domicilio), la recuperación y el reciclado del papel (en el mejor de los casos) genera más actividad económica. Todo lo cual aumenta el PBI. Lástima que en el camino estamos desperdiciando recursos y deteriorando el planeta en que vivimos.

Es similar a lo que ocurre con la guerra. Destruye todo para luego reconstruir y así se sale de una recesión económica. La fabricación de armamento es actividad económica, la atención de los heridos es trabajo para los médicos y los laboratorios, y la reconstrucción en la posguerra genera muchos más empleos de todo tipo y crecimiento económico. Esto es innegable, pero ¿vale la pena el precio que se paga en vidas humanas y sufrimiento? 

Así estamos con la racionalidad económica del crecimiento del PBI y la rentabilidad, midiendo todo en dinero. Ya hablaremos en otra oportunidad de los nuevos paradigmas económicos emergentes, que se basan en otras racionalidades, más sensatas, justas y sostenibles, como la economía del bien común, la economía circular, la economía azul, etc.. 

Por ahora, si a vos también te están tapando las boletas electorales acá te dejo una idea digna de Utilísima ​ o de La Bioguia​ (según cual sea tu programa preferido): unos lindos anotadores, para hacer la lista de los mandados, dejar mensajes, hacer cuentas, recordatorios, etc. Aprovechando que una cara no está impresa.  Incluso se podría pensar en un emprendimiento :) Este que te muestro sería un prototipo, obviamente. Es muy precario para venderlo, aunque completamente útil. 




Materiales necesarios:
Boletas electorales (lo que sobra)
Guillotina o tijeras
Algo para mantener juntas las hojas del anotador (un broche, pegamento, grapas o máquina perforadora y espiral o anillos. Lo que tengas o prefieras)

Y ¡voilá!

miércoles, 17 de junio de 2015

Umberto, ...erto, erto y la Galaxia Gutenberg

Recientemente el escritor y semiólogo italiano Umberto Eco volvió a pronunciarse en contra de las redes sociales, pero además en forma notablemente despectiva contra sus usuarios. Eco dijo:
«Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas que primero hablaban sólo en el bar después de un vaso de vino, sin dañar a la comunidad. Ellos eran silenciados rápidamente y ahora tienen el mismo derecho a hablar que un premio Nobel. Es la invasión de los necios» (Diario ABC)
La caricatura de Umberto Eco fue tomada de http://rincon-de-la-web.blogspot.com.ar/2011/10/umberto-eco.html

Lástima que un intelectual como Umberto Eco no registre los cambios que están ocurriendo en el mundo y las posibilidades que entrañan. Tampoco puede sorprender que no lo vea, dado que él es producto y parte de la época que está quedando atrás, la de la Galaxia Gutenberg. 
 
Es verdad que las redes y las nuevas tecnologías permiten que se publique cualquier cosa y no sólo lo de alta calidad. Pero sabemos que en esta época la creatividad y la innovación son indispensables y sólo si permitís que se publique de todo (sin filtro) aumentás las probabilidades de que aparezcan más cosas nuevas y valiosas. 

Cualquiera que trabaje en creatividad sabe que una primera etapa es de apertura, como la lluvia de ideas, en la que no conviene ejercer ningún tipo de censura. Entonces salen cosas muy disparatadas, muchas tonterías y cosas imposibles. Pero sin esa apertura no hay posibilidad de romper los moldes para que surja algo verdaderamente nuevo y no una mera variante de lo mismo.

La Naturaleza trabaja de la misma manera para producir novedades y así es como transcurre la evolución. Las mutaciones (lo nuevo) son aleatorias y la mayor parte de ellas no son ventajosas y no prosperan. Pero gracias a esa posibilidad cada tanto ocurre una mutación beneficiosa que da lugar a una mejora y mayores posibilidades de adaptación y reproducción a sus portadores. Y la Naturaleza es más vieja que la especie humana y probablemente nos sobreviva.

Desde la invención de la imprenta estamos acostumbrados a un modelo de medios en el que los productores son profesionales (como Eco), los empresarios (editores) ponen el filtro que decide qué será publicado y el resto de la humanidad se compone de consumidores. Desde la invención de Internet se hizo posible otro modelo, que viene extendiéndose, en el que todos son prosumidores y los editores son prescindibles. Es comprensible que los beneficiarios del modelo viejo se resistan a su reemplazo. Por eso se habla de “piratería”, de “delitos informáticos” y se tratan de reforzar tanto los derechos de propiedad intelectual y el copyright.

Es innegable que han cambiado las maneras de producir conocimiento. Y cuando digo “conocimiento” no me refiero sólo a lo que la academia entiende por conocimiento. Las patentes de todo tipo (de software, de medicamentos, de maquinaria, las biotecnológicas, etc.) también son conocimiento y están en el corazón mismo del sistema productivo. En una palabra: están cambiando cualitativamente las fuerzas productivas, muchachos. Y cuando eso ocurre, necesariamente se modifican las relaciones de producción, y las formas de propiedad, que como decía Carlitos, son su expresión jurídica. 

Por eso comenzaron a surgir primero en la industria informática las nuevas “licencias”: GNU, GPL y luego se extendieron a otras formas de producción intelectual, mediante las licencias Creative Commons. Ese es el futuro. La propiedad intelectual y la Galaxia Gutenberg (Eco incluido) son el pasado. Resistirse a estos cambios es como pretender retener el agua con las manos o tapar la luz del sol con las manos. Estamos en el punto en el que las viejas formas de propiedad (intelectual) típicas de la era industrial están frenando el desarrollo de las nuevas fuerzas productivas. Por ende, el sistema mismo pide su adecuación, no un grupo político anti-sistema. 

Y como ocurre en todo cambio dialéctico, la superación de la contradicción lleva a algo nuevo, que en este caso ya no será capitalismo y tampoco será el socialismo que se viene proponiendo desde el siglo XIX. Será algo nuevo, surgido del seno de este capitalismo industrial insostenible y agonizante que tenemos hoy. Cómo será exactamente nadie puede saberlo. Pero todos podemos participar en su construcción para que sea como queremos. Yo veo un sol asomando en el horizonte. Que a Eco lo encandile me resulta comprensible. De última, los ecos suenan cada vez menos hasta extinguirse.

miércoles, 27 de mayo de 2015

Terminó exitosamente el certamen 24 horas de innovación UNLP 2015


En el día de ayer (26/52015) y hasta la mañana de hoy se realizó en la Facultad de Informática la sede local del certamen internacional 24 horas de innovación. Es el tercer año que la UNLP participa de este evento, en el que equipos interdisciplinarios de estudiantes universitarios de 20 países de todos los continentes trabajan durante 24 horas corridas para proponer una solución innovadora a un problema planteado por los organizadores y sponsors.

A mi juicio este tipo de eventos constituyen oportunidades extraordinarias y maravillosas para que los estudiantes
1. Tengan una experiencia de trabajo realmente interdisciplinario.
2. Pongan en práctica lo que aprendieron en su carrera para resolver un problema real y concreto.
3. Se den cuenta que han aprendido mucho y que es realmente útil.
4. Descubran y valoren, ejerciten y desarrollen su creatividad.
5. Ejerciten un trabajo en equipo con personas desconocidas.
6. Discutan, analicen, negocien y propongan entendiéndose con personas con una formación muy diferente, pero con un objetivo común.
7. Valoren la importancia de comunicar eficazmente una idea en un tiempo acotado.

Yo participo en la organización del evento en la UNLP desde el primer año y estoy exultante porque el equipo que ganó este año a nivel local obtuvo el tercer puesto en la competencia internacional. Pero este es un valor agregado a todos los puntos que mencioné anteriormente, y que hacen que la participación sea valiosa en si misma, aún si no se gana un premio.

El ganador local representará a la UNLP en otro certamen de innovación que realizará este año en Tandil la red de Universidades UNIDEA, y probablemente reciba otro premio menor. Como ganadores del tercer puesto internacional también les corresponde un premio de 1000 dólares.
Este año el primer puesto de la competencia internacional la obtuvo un equipo de la Universidad Nacional del Sur, igual que en el año 2013. En 2014 ellos obtuvieron el premio Sudamericano. Así es que Argentina viene estando entre los finalistas regularmente, lo cual habla de la calidad de la producción de los estudiantes universitarios argentinos. En un mundo en veloz transformación y donde el conocimiento es tal vez el recurso más valioso, esto es motivo de alegría y esperanza.

Aunque en lo personal la alegría hubiera sido completa de haber contado con la participación de estudiantes de mi Facultad, la de Ciencias Naturales y Museo, como en las ediciones anteriores. Esta ausencia no la lamenté sólo yo sino también los participantes, a quienes les hubiera gustado contar con un estudiante de biología o de antropología en su equipo, según algunos de ellos manifestaron, dados los desafíos que escogieron para trabajar.

Efectivamente, es sabido que los problemas ambientales están entre los más acuciantes a nivel mundial. Estos problemas no surgen de la Naturaleza, sino de la manera en que las sociedades humanas se vinculan con ella y las consecuencias que esto acarrea a las mismas sociedades humanas. De modo que los problemas ambientales son al mismo tiempo problemas sociales. Esta mirada se extrañó en los equipos en los que los estudiantes de ingeniería, informática, y diseño industrial hicieron gala de sus capacidades.

Y es una lástima que haya faltado, porque lo que veo es un triste desencuentro: cuando su formación resulta más necesaria que nunca para proponer soluciones a problemas acuciantes, los futuros profesionales de las Ciencias Naturales y de las Sociales muestran escaso interés por participar en estas experiencias. Se muestran mucho más interesados en participar de proyectos de extensión en barrios periféricos, los que también proporcionan experiencias formativas muy valiosas. Pero en términos de impacto para la solución de los problemas más graves de esta época resultan mucho más modestos en alcance y escala. Priorizar en forma exclusiva uno de ellos necesariamente empobrece lo que podría ser una formación excelente.

Este año los participantes en la UNLP provenían de las Facultades de Ciencias Económicas, Informática, Ingeniería, Bellas Artes, Periodismo, Cs. Exactas, Astronomía, Humanidades, Veterinaria y Arquitectura. Las cuatro primeras facultades aportaron más de la mitad de los participantes.

Pudieron elegir entre 20 desafíos (ver pdf) que resumo a continuación.



1. Cómo comercializar a demanda productos orgánicos para apoyar a asociaciones de productores locales basadas en una economía solidaria.
2. Diseñar una estrategia o solución para reutilizar y reciclar desperdicios sanitarios (papel higiénico, toallas de papel, pañuelos y toallitas femeninas).
3. Hallar maneras de usar la tecnología para incluir al público en la toma de decisiones de gobierno.
4. Cómo prescindir de los cables para la recarga de baterías.
5. Proponer una aplicación para gestionar un banco de ideas a fin de permitir a los emprendedores e innovadores descubrir oportunidades en tiempo real.
6. Proponer una manera innovadora de generar energía eco-amigable en forma individual o colectiva en diferentes espacios de la ciudad.
7. Cómo se pueden usar los smartphones para aprender matemática y ciencias básicas.
8. Proponer estrategias para desarrollar un sentido de pertenencia a un distrito innovador usando tecnologías de la información y la comunicación.
9. Cómo crear una experiencia más envolvente para los fans que no pueden asistir en persona a un recital o encuentro deportivo en un estadio.
10. Cómo producir piernas protéticas a bajo costo.
11. Proponer una solución que permita a los drones intercambiar información, objetos, baterías o recargarse en vuelo.
12. Imagine una solución que permita mover un objeto desde un estante a una caja sin intervención humana.
13. Diseñar un sistema de recolección de residuos a demanda y selectivo sin un conductor humano.
14. Diseñe un sistema de paracaídas teledirigido para el descenso de cohetes.
15. Diseñe un juego serio para estimular a los ocupantes de una vivienda a reducir su consumo de energía.
16. Proponga una aplicación para ayudar a los usuarios de una ciudad a encontrar estacionamiento disponible en tiempo real y defina el modelo de negocio.
17. Proponga una forma ergonómica y más efectiva de identificar a los clientes o miembros de un banco para futuros servicios online en 2025.
18. Cómo pueden colaborar entre sí las ciudades inteligentes de todo el mundo.
19. Proponga un sistema interactivo de indicadores de biodiversidad georeferenciado y de datos abiertos.
20. Cómo simplificar los procesos de propiedad intelectual.

Como se puede apreciar, seis de los 20 desafíos se vinculan con problemas ambientales, como basura, energía y alimentos. Estos desafíos eran especialmente adecuados para la participación de estudiantes de Ciencias Naturales. Y los cuatro grupos locales eligieron alguna de estas opciones. Otros cuatro desafíos son problemáticas sociales y políticas. Sólo siete pueden considerarse predominantemente técnicos. Pero todos los desafíos son propicios para la participación de estudiantes de casi todas las carreras, pues ningún problema humano es exclusivamente técnico, económico, político, social, ambiental, etc.

Contrariamente a las fantasías de algunos estudiantes ninguno de los desafíos es propuesto por empresas multinacionales como Monsanto, Exxon o la Barrick Gold. Entre los sponsors se encuentran empresas de menor tamaño, el gobierno de una ciudad de Ecuador, una empresa uruguaya de comunicación y una escuela canadiense de tecnología.

Por suerte nadie dijo que todo está perdido. El 24 horas se volverá a realizar en 2016. Pero además, si sos estudiante de la FCNyM y sentís que en tu formación no estás viendo la manera de aplicar lo que aprendés como te gustaría, y no querés esperar un año para vivir una experiencia como esta, no dejes pasar el UNIDEA UNLP 2015 que se realizará aproximadamente en Agosto. Similar al 24 horas, en los beneficios que te proporciona participar, pero sin tener que hacerlo 24 horas de corrido y con capacitación.

Mientras tanto te invito a que conozcas los proyectos que propusieron los estudiantes que trabajaron todo el día de ayer y la madrugada de hoy. Podés verlos a todos acá:



El video ganador a nivel local y que obtuvo el tercer premio internacional es el del grupo EcoUrbe. Podés verlo directamente aca:



Y si querés ver todos los finalistas, date una vuelta por la página oficial del certamen o por la de Facebook del evento local. Mirá si el año que viene participás y tu equipo obtiene el primer puesto.

martes, 12 de mayo de 2015

Antropología aplicada en la gestión comunitaria de riesgos ambientales

El pasado 2 de Abril se cumplieron dos años de la inundación en La Plata que costó más de medio centenar de vidas y numerosas pérdidas de todo tipo, no sólo económicas. El sábado pasado participé como invitado de una emisión del pograma de Radio Provincia llamado Pi x radio, que conducen Mariano Cattáneo y Victoria Ruiz Mennna, para hablar sobre el aporte de la Antropología a la gestión de riesgos ambientales.
Mi intervención se centró en contar resumidamente lo que ya he publicado en este blog en otras oportunidades (*) y en describir los dos proyectos de extensión que la Facultad de Ciencias Naturales desarrolló en el marco de la convocatoria extraordinaria con motivo de la emergencia producida por la inundación, y en los que participé.
Agradezco a a Mariano y Victoria por la invitación y por poner el audio a disposición, lo cual me permite ahora dejárselos aquí para quienes deseen escuchar el programa y/o descargarlo. Que no sólo hablo yo sino que también tiene música y una efemérides muy curiosa. Como siempre, son bienvenidos los comentarios. Espero que resulte de interés.




Notas:
(*) Ver por ej, los artículos:
 "La teoría cultural de ´Mary Douglas´",
"Sesgos culturales, relaciones sociales y culturas políticas. La “Teoría Cultural” de Mary Douglas (parte 2)" y
"¿A qué le teme la gente? La percepción de riesgos ambientales según la Teoría Cultural, de Mary Douglas".
La "Teoría cultural" de Mary Douglas
La "Teoría cultural" de Mary Douglas
La "Teoría cultural" de Mary Douglas

martes, 31 de marzo de 2015

Usar el cerebro (para hacer campaña electoral)

Ayer asistí a la conferencia de Facundo Manes en el Pasaje Dardo Rocha, de La Plata, sobre “el valor del conocimiento”. Aún no he leído su libro, “Usar el cerebro” y supuse que la conferencia versaría sobre el mismo. Pero me equivoqué.

La amplia sala del Pasaje estaba atestada de gente. El intendente Pablo Bruera estaba de pie en la puerta de ingreso para saludar a los concurrentes a medida que iban llegando. Cuando llegó Manes, atravesó el salón por el pasillo entre medio del público, ovacionadao por el público yescoltado por el Intendente y por Sergio Marelli, director del Complejo Bibliotecario Municipal, quien segundos más tarde presentó al orador en términos más que elogiosos. También estuvieron presentes el concejal, Gabriel Bruera y el presidente del Concejo Deliberante, Pedro Borgini.

Pero primero se anunció que Manes había sido declarado ciudadano ilustre por el Honorable Consejo Deliberante, y se le hizo entrega ahí mismo del Decreto en medio de aplausos masivos y flashes de teléfonos celulares que le tomaban fotos.

Lo primero que hizo Manes fue un homenaje al Dr. Rene Favaloro, por su obra y como emergente de la sociedad platense, a que llamó “un faro del conocimiento”, por su tradición universitaria y por haber sido la cuna de varios científicos ilustres. (O sea, arrancó con un gesto demagógico para ganarse la simpatía de la audiencia local). Con esto recogió los primeros aplausos durante su disertación.

Su tono de voz elevado, a pesar del buen equipo de sonido con el que contó, recordaba al de un maestro de ceremonias. No fue un aburrido tono de conferencia o congreso científico, sino un tono entusiasta de orador de acto político.

 (Fotos tomadas de la página de FB del Pasaje Dardo Rocha)
Luego se refirió a la importancia del conocimiento y del cerebro como sede del mismo. Dijo que “hacemos todo con el cerebro”. Está implicado en el lenguaje y la resolución de complejos problemas filosóficos tanto como lo está en hacer posible la respiración, el movimiento y las emociones. También es la sede de la creatividad. Y dado que todos tenemos un cerebro todos somos creativos. No sólo los artistas, sino también una mujer del Conurbano que debe alimentar a sus cinco hijos con $100 diarios. (Segundo gesto demagógico, que cosechó aplausos).

Se preguntó ¿por qué convocar a una conferencia masiva abierta a todo público, como esta para hablar del cerebro? Y respondió: porque los estudios sobre el cerebro tendrán consecuencias importantes en los principales ámbitos: en educación, en economía, en política.

Luego dijo que “el cerebro es producto de millones de años”. Yo esperaba que agregara “... de evolución”. Pero no. Tal vez no sea políticamente correcto para la audiencia católica. Entonces describió una breve secuencia de adquisiciones de capacidades humanas, como el bipedalismo y el lenguaje, ocurridas a lo largo de ese tiempo “como producto de presiones”. Otra vez, yo esperaba oír “evolutivas” o “selectivas”. Pero no. Eran presiones para que estas capacidades aparezcan. O sea, que para Manes hubo presiones para que surgiera el bipedalismo, presiones para que surgiera el lenguaje, etc. Otra que Lamarck.

Claro, si lo piensan bien, Manes es médico. No tiene obligación de saber de evolución humana. Pero cuando uno no conoce bien un tema lo mejor es no tocarlo. En este caso parece que no era tan importante, porque Manes hablaba como “científico” a un público que no lo es y eso te permite hablar de cualquier cosa con un aura de autoridad. ¿Quién te va a discutir? Cuando se trata de hablar sin saber yo prefiero los sketches de “Sin codificar”, que por lo menos son graciosos.

“A los argentinos nos divide el pasado y el presente - dijo -, pero nos puede unir el futuro”. Y para eso tenemos que estar dispuestos a trabajar unidos por un país que nosotros no vamos a llegar a ver. Que tal vez vean nuestros bisnietos o tataranietos, pero no nosotros. Entonces puso como ejemplo a la generación del ochenta. Esa gente creó un sistema educativo que produjo varios premios Nobel. Pero ellos no alcanzaron a ver esos resultados. También citó a Favaloro, de quien aseguró que solía decir algo así como “Si pensás en el corto plazo plantá arroz, si pensás en el mediano plazo plantá árboles, pero si pensás en el largo plazo educá”.

A continuación el orador se refirió a la importancia del conocimiento en el mundo actual y que ella será aún mayor en el futuro. El saber, el capital intelectual es la mayor fuente de riqueza en la actualidad. Aún mayor que los recursos naturales. La cantidad de capital intelectual y no los recursos naturales, es lo que determinará que un país progrese y sea exitoso o “se quede atrás”. Y, dado que el cerebro es la sede del conocimiento, “nuestra misión como sociedad, no como partido ni como gobierno, sino como sociedad” es cuidar los cerebros que tenemos en el país para el futuro. Nutrirlos y educarlos.

Preguntó entonces “¿Qué otra cosa es la educación sino dos cerebros comunicándose?”.

A esta altura creo que debe haber quedado medianamente claro el reduccionismo del Dr. Manes. No es sentimentalismo aclarar que los seres humanos somos más que cerebros. Es verdad que un cuerpo sin cerebro no puede vivir. Pero no es menos cierto que un cerebro sin cuerpo tampoco. No puede respirar ni alimentarse ni nada. Somos una unidad y la totalidad de nuestro cuerpo está implicada en todo lo que hacemos. El cerebro es parte del cuerpo, no algo diferente de él. La mente es un emergente de la actividad cerebral tanto como de la corporal. Las emociones implican al ritmo cardíaco, la respiración, la piel, el rostro. Ni la comunicación ni la educación se efectúan directamente de cerebro a cerebro, como si fuera por telepatía. Se usa todo el cuerpo: el lenguaje (boca, laringe, lengua, oídos), gestos (rostro, manos), posturas, distancias (proxémica), tacto (abrazos, besos, estrechamiento de manos, palmadas en la espalda, etc.).

Es una deformación de las especialidades de la medicina científica reducir a las personas al órgano en el cual se ha especializado el profesional. En clínicas y hospitales se escuchan frases como “entró un hígado a la cama 118”, “tenés una próstata en la habitación 19”, etc.

Demás está decir, retomando el tema de la evolución, que tampoco las presiones selectivas operan sobre un órgano aislado sino sobre cada individuo como un todo, e incluso sobre las poblaciones como un todo.

Seguidamente pasó a caracterizar el proceder de los científicos. Según su descripción 1) “los científicos trabajamos en equipo”. Ya nadie trabaja solo. Es impensable. Siempre se trabaja en equipo, colaborando. Produciendo en equipo.

También 2) “los científicos nos basamos en lo que produjeron otros colegas en el pasado sin considerar simpatías personales”. No reinventamos la rueda en cada generación. Lo que se hizo bien lo tomamos, aunque no nos guste, o el que lo hizo no sea una persona de nuestro agrado. Y si un trabajo es malo no lo tomamos, aunque nos guste o lo haya hecho un amigo. Al tomar decisiones no nos dejamos influir por simpatías, antipatías, preferencias y emociones. Sólo por los méritos objetivos de las ideas.

Luego 3) publicamos nuestros resultados en journals internacionales exponiéndonos a la crítica de nuestros colegas de todo el mundo.

¿Cómo no? Ni siquiera la noción de comunidad científica de Kühn es tan rosa. Estos párrafos se podrían agregar a la letra de “Toca madera” la canción de Joan Manuel Serrat, después de los versos que dicen: “la Constitución te ampara, la justicia te defiende, la policía te guarda, el sindicato te apoya, el sistema te respalda y los pajaritos cantan y las nubes se levantan”.

Según Manes los científicos colaboran en forma desinteresada, unidos, libres de resquemores, sin amiguismos ni rencores ni exclusiones, y son valientes como para dejarse juzgar por los demás. Alguien que le de a leer “El campo científico”, de Bourdieu, o un libro de sociología o de historia de la ciencia. No digo uno de Feyerabend, aunque le vendría bien.


Tras esta descripción idealizada del funcionamiento de la Ciencia el disertante indicó que propondría al público “una metáfora”, y agregó, palabras más palabras menos, lo siguiente:

¿Se imaginan una sociedad que funcionara de esta manera? ¿Una sociedad donde todos trabajaran unidos, sin partidismos, en equipo, en pos de un futuro común que no llegarán a ver, reconociendo los logros de los que los antecedieron, lo que se hizo bien, sin hacer diferencias basadas en preferencias personales? ¿Y que después estén abiertos a exponerse a las críticas de los demás?
Por si no te quedó claro, acá Manes estaba proponiendo a la Ciencia como modelo ideal (o “metáfora”) de funcionamiento de la sociedad ideal. O mejor dicho, a su imagen idealizada de la Ciencia. O bien, sugiriendo que si queremos vivir en una sociedad tan maravillosa conviene tener dirigentes científicos. Al fin y al cabo ellos tienen el saber, son humildes, transparentes, solidarios, ecuánimes, desinteresados, y se los puede criticar sin que se enojen.

Me recordó al Rey Filósofo de la República de Platón. Sobre el lugar de la Ciencia y los expertos en una sociedad democrática sí es muy recomendable la lectura de Paul Feyerabend (“La Ciencia en una sociedad libre”. Siglo XXI ed.).

Resumiendo, Manes no dijo nada sobre el cerebro que resulte de utilidad práctica para su auditorio, como sí lo suelen hacer otros neurocientíficos, como Estanislao Bachrach, Molly Crocket o Roberto Rosler. No ofreció una conferencia de divulgación científica. Dio un discurso político elitista, demagógico, positivista, y reduccionista. Presentó su utopía: una sociedad que funcione como un modelo idealizado de Ciencia, avocada principalmente a cuidar “los cerebros” de los niños para dentro de tres o cuatro generaciones, sin preocuparse por el destino de los recursos naturales. Habrá que ver si haciendo eso tenemos un país dentro de tres o cuatro generaciones.

¿Qué quieren que les diga? Yo me preguntaba qué para qué cargo político se estará candidateando Manes. ¿Presidente de la CIC? ¿Ministro de Educación, Ciencia y Tecnología? Está claro que propone una reforma educativa, aunque no en que consistiría.

domingo, 8 de marzo de 2015

El lugar de de las ciencias sociales en el desarrollo tecnológico en Argentina

Quise darme de alta en el banco de evaluadores del programa Bec.ar (http://campus.becar.gob.ar/) y después de conseguir que solucionaran unos problemas técnicos que tenía la plataforma logré ingresar para descubrir que este programa no contempla el otorgamiento de becas a las ciencias sociales. Los siguientes con los ocho grupos de especialidades que contempla el programa:

Grupo 1) Ingeniería
Grupo 2) Biología, Cs. Naturales, Cs. de la salud.
Grupo 3) Ciencia y Tecnología, Energía, Hidrocarburos
Grupo 4) Química, farmacia, alimentos
Grupo 5) Física, Matemática, GEología, Cs. de la tierra
Grupo 6) Acuicultura, Cs. del mar
Grupo 7) Neurociencia
Grupo 8) Agroindistria, Agronomía, Veterinaria

En realidad las ciencias sociales podrían estar en todos los grupos, dado que hay estudios sociales de la ciencia, la tecnología, la salud, la alimentacion, la agroindustria, etc. Todos estos temas pueden ser abordados desde la psicología, la antropología, la sociología, las cs. políticas, etc. Al parecer en el programa Bec.ar sólo tienen cabida las "STEM" (Science, Technology, Engeneering, Mathematics).
La prioridad para las STEM en desmedro de las ciencias sociales y las humanidades se impuso en los EEUU en la década del ochenta con la reforma neoliberal del conservador Ronald Reagan.
Resulta ser ésta una concepción bastante retrógrada y limitada, casi dría yo "cuadrada" de la ciencia, que ignora que en los sectores más "de punta" la investigación es transdisciplinaria e involucra siempre a "las ciencias sociales y las humanidades".

No hay manera de hacer desarrollo en inteligencia artificial sin tener en cuenta la lingüística, la semiótica, todas las ciencias de la comunicación, no solamente la ingeniería. ¿Se imaginan el diseño de videojuegos interesantes o de sistemas de realidad virtual sin la participación de las artes plásticas, el diseño en comunicación visual, y la música?

No hay manera de que los estudios de neurociencia no se toquen en algún punto con los de psicología y antropología cognitiva. Por mucho que el nuevo fetiche del "neuromarketing" deslumbre a más de un ingenuo, sólo con electrodos no terminamos de entender la comlejidad del comportamiento humano, si dejamos de lado los estudios del consumidor en los que participan el marketing tradicional, la semiótica, la antropología y la psicología.

No encuentro lugar para los estudios interdisciplinarios en el esquema de especialidades de Bec.ar. Por poner un ejemplo, un estudio sobre las consecuencias del consumo de alimentos transgénicos industrializados, que es un tema bastante actual sobre el que se debería hacer mucha investigación, puede involucrar a la agronomía, la veterinaria, la química, la ingeniería, las ciencias de la tierra, la agroindustria, las ciencias de la salud, la biología, y las ciencias naturales. Y si se trata de alimentos de origen marino también se sumarían la acuicultura y las ciencias del mar.

Y en todos los casos puede incluir estudios psicológicos, antropológicos y sociológicos de los patrones del consumo y los aspectos simbólicos, como el marketing de los alimentos, los estilos de vida (fast food, vegetarianismo, veganismo, etc.)

Al parecer el ministro Barañao sostiene un doble discurso, puesto que por una lado reclama a las ciencias sociales mayor relevancia social, pero por otro las excluye, como en este caso, de algunas oportunidades para que se involucren en el estudio de temáticas relevantes para el desarrollo científico y tecnológico. Y además el sitio web del Mincyt destaca como un logro positivo que la proporción relativa de inscripción a carreras de ciencias sociales haya disminuido ante las ingenierías.

La nota al respecto destaca que "Esta transformación es producto, en gran medida, de las políticas de Estado que buscan promocionar las carreras científicas y tecnológicas". Dando a entender de este modo que las sociales no son "carreras científicas".

A mi modo de ver es un gran retroceso copiar las políticas de Reagan en esta época y es poco estratégico hacerlo desde nuestra condición de país periférico. En contraste, varias multinacionales cuentan en sus laboratorios de desarrollo de productos con antropólogos sociales, como por ej. Ellen Isaacs en PARC-XEROX, Genevieve Bell en Intel, o Blanca Juti en Nokia. El gobierno de los EEUU incorpora antropólogos y otros científicos sociales a sus tropas en Irak, el Pentágono incorpora científicos sociales de diversas disciplinas a su proyecto Minerva (en estos casos no es muy loable la finalidad, pero están reconociendo la relevancia del conocimiento social para fines prácticos).

No es fácil hacer contribuciones relevantes "desde afuera", es decir, cuando no se tiene participación en los desarrollos y sólo queda la posibilidad de explicar a posteriori por qué se podría haber hecho mejor si hubieran sumado a un científico social al equipo.

Algún oficialista destacará inmediatamente que en la última década aumentaron los sueldos de los científicos. No es poca cosa, por supuesto, pero ello no invalida este otro (grueso) error. Quienes han visitado el parque de diversiones Truchópolis habrán notado que allí tampoco están las ciencias sociales. Cuando lo visité el primer año de su funcionamiento y pregunté explícitamente qué había de ciencias sociales, el empleado tuvo que tomarse unos segundos para pensar y entonces me respondió "la plaza de la memoria". Sin embargo el parque mismo no existiría sin las artes del espectáculo, el diseño y la comunicación. Ni hablemos de analizar Tecnópolis como una escenificación de la idea de Ciencia de este gobierno. Eso sería semiótico.

Habría que preguntarse ¿las ciencias sociales están excluidas de Tecnópolis y del plan Bec.ar porque no hacen aportes relevantes para el desarrollo tecnológico que busca el gobierno, o no hacen aportes relevantes porque están excluidas de la participacíón en los proyectos de desarrollo tecnológico?

sábado, 7 de febrero de 2015

Del hacking a la producción P2P pasando por la economía social y el desarrollo

Quienes hayan escuchado esa maravillosa pieza de oratoria que es el discurso de Steve Jobs en la Universidad de Standford el 12 de julio de 2005 recordarán aquello de “unir los puntos”. Quienes no lo conozcan no dejen de escucharlo o leerlo (o ambas cosas) porque no tiene desperdicio.

Brevemente, su mensaje fue "sigue siempre tus sueños, tu instinto, lo que te gusta, aunque te parezca que tus intereses son diversos, porque un día, retrospectivamente, vas a poder conectarlos a todos en una síntesis de lo que es tu vocación, la actividad que le da sentido a tu vida."



Honestamente creo que ello es así y quiero contarles brevemente cómo estoy conectando hoy varios intereses míos aparentemente diversos. No voy a hacer mi biografía sino que me centraré en los temas que encuentro conectados.

Hacia fines del siglo pasado (¡qué viejo!) estaba haciendo mi primer intento de comenzar un doctorado, en la Facultad de la que egresé, la Facultad de Ciencias Naturales y Museo de la UNLP. El único título disponible era el de Doctor en Ciencias Naturales, lo que para un antropólogo social no resulta particularmente atractivo.

Mis intereses pasaban por el análisis cualitativo asistido por computadora y por los derechos civiles de los Internautas. Por entonces yo pertenecía a una asociación que bregaba por estos derechos llamada GUIA (Grupo de Usuarios de Internet en Argentina), que presidía el sociólogo Gustavo De Lara.

Desde GUIA defendíamos la tarifa plana telefónica (aún no existía el ADSL ni el Wifi), la privacidad online y por ende el anonimato, así como el libre acceso al y circulación del conocimiento, y cuestionábamos los intentos de control de los contenidos y de cobro de los mismos, al que se llamaba “peaje en las autopistas de la información”. Por entonces existían proyectos de que los proveedores cobraran por cada email que los usuarios enviaban.

Nos sentíamos parte de una comunidad global, por ej. cuando veíamos las manifestaciones en EEUU de los defensores de la privacidad, protestando contra el intento de Intel de identificar a los usuarios colocando un chip en sus motherboards que llevaba un número de identificación de fábrica, que podría ser leído por los sitios web, de modo tal que podían relacionarse los diversos nicks que un usuario tuviera en diferentes sitios web, y vincularlo a su localización geográfica a partir de su dirección IP. Para nuestra alegría Intel terminó retirando del mercado el modelo de motherboard con ese chip y ofreció a quienes ya lo habían adquirido cambirar el motherboard o desactivar el chip.

Organizábamos “apagones” de conexión como forma de protesta para solicitar la tarifa plana a las telefónicas. Bregábamos por el uso responsable del correo electrónico, protestábamos contra el spam. Existían asociaciones internacionales espacializadas en cada una de estas causas (algunas aún existen, como Cauce  o GILC) y estábamos suscriptos a sus boletines. Seguíamos con atención el juicio a Napster, creador de la tecnología P2P (peer-to-peer) para compartir archivos, cuyo cierre lamentamos y motivó que comenzáramos a usar en su lugar el Emule.

Editábamos un boletín que enviábamos por email a nuestros asociados con noticias sobre estos temas e información sobre extensión del uso de Internet en Argentina, nuevas tecnologías, seguridad informática (virus, usurpación de identidad, compras online, encriptación, avances de otros países en la protección de los derechos de los internautas, la red Echelon, uso de firewalls, proxies y remailers, etc.). También seguíamos e informábamos sobre los procesos judiciales que se llevaban adelante contra algunos hackers, como Kevin Mitnick y pedíamos su liberación.

Mi intención era hacer mi tesis sobre este tipo de cuestiones. Pero los comentarios que circulaban en la Facultad era que los evaluadores de los proyectos de tesis eran muy conservadores y clásicos, y que acostumbraban rechazar proyectos que a su juicio eran poco “antropológicos”. Como un estudio sobre Internet parecía prestarse a ser visto de esa manera, pensé que si la forma de mi proyecto era bien clásica (un estudio etnográfico de un grupo indígena) sería aceptable. Así fue que busqué un grupo social que pudiera funcionar como “indígena” de Internet para hacer un estudio sobre estos temas. Y opté por los hackers. Mi primer proyecto de tesis se tituló “Una etnografía del hackerdom”.

Contextualizaba la actividad de los hackers en los cambios que se estaban dando a nivel global con el surgimiento de una “nueva economía” digital y del conocimiento. El sector informático ya se perfilaba como el más dinámico y estaba penetrando todas las actividades económicas. Varios autores consideraban que la sociedad industrial estaba finalizando para dar paso a un nuevo tipo de sociedad que denominaban "posindustrial", "posmoderna" (B. Sarlo), o incluso "poscapitalista" (P. Drucker). También "sociedad de la información", o "sociedad digital" (N. Negroponte). Afirmaban que esta surgía como producto de un fenómeno denominado "tercera revolución industrial", "tercera ola" (Alvin Tofler), "revolución científica y técnica", o "revolución digital" (Tapscott), y que había inaugurado una nueva era llamada caracterizada como "la era de la información" (M. Castells), en la cual el conocimiento es el capital principal y en la que los bits son más importantes que los átomos.

En el marco teórico apelaba a la explicación marxista sobre la forma en que se producen las transformaciones de los modos de producción. A saber: el continuo crecimiento de las fuerzas productivas (que incluye la población, los medios de producción, la ciencia y la tecnología, entre otras cosas) alcanza en un determinado momento un nivel tal que entra en conflicto con las relaciones sociales de producción vigentes. Al punto que éstas se convierten en un obstáculo para el crecimiento de aquellas. Y la expresión jurídica de las relaciones de producción son las relaciones de propiedad, por lo cual los nuevos desarrollos que entran en conflicto con las viejas relaciones de producción resultan ilegales ya que no respetan las formas de propiedad consagradas por la ley.

Precisamente esto era lo que ocurría con los hackers que cuya forma de trabajo colaborativa y distribuida, encontraba en el “secreto industrial”, la propiedad intelectual y el copyright, obstáculos para sus proyectos de desarrollo de software y nuevas tecnologías. Por esta razón fue este sector del que nació la licencia GNU, nueva forma de propiedad, que resulta compatible con las nuevas tecnologías y formas de producción. Esto explicaba por qué los hackers eran criminalizados por los medios, empresas y gobiernos, al mismo tiempo que eran codiciados como asesores y encargados de la seguridad informática.

Formulé entonces la hipótesis principal de mi proyecto de tesis de este modo:
Lejos de constituir una "contracultura", como se les suele considerar, o un grupo antisistema, el hacking es una expresión avanzada del propio sistema, que surge como respuesta a la contradicción entre unas relaciones de producción y de propiedad intelectual propias de una era industrial en vías de superación y unas nacientes fuerzas productivas basadas en el desarrollo de ”nuevas tecnologías” informáticas y telemáticas que requieren de otras relaciones de producción y propiedad distintas a fin de poder desarrollarse plenamente.
Me proponía entonces estudiar la forma de trabajo de los hackers como una ventana a lo que sería el trabajo en el futuro, de la misma manera que Marx fue a Inglaterra, el país capitalista más avanzado de su época, para estudiar la esencia de este sistema (salvando las distancias, obviamente).
Quienes tengan curiosidad por conocer el proyecto de tesis pueden descargarlo de Research Gate

Aquel proyecto fue aprobado y comencé a trabajar, llegando a producir y publicar algunos papers sobre el discurso de losmedios acerca de los hackers. Pero casi enseguida circunstancias de muy variada naturaleza me llevaron a dejar inconcluso ese proyecto: un divorcio en medio de la crisis económica de fines del 2001, y por consiguiente mi propia crisis económica y emocional, más limitaciones técnicas, y una sensación de disociación muy grande, ya que trabajaba en el Consejo Provincial de la Familia en cuestiones de pobreza y al llegar a mi casa leía y escribía sobre hackers . Así fue que decidí poner todos los huevos en la misma canasta y formular un nuevo proyecto de tesis sobre un tema vinculado a mi trabajo en el Estado Provincial.

Para entonces me había pasado a trabajar a un área que se ocupaba de la economía social y el desarrollo local, apoyando la creación de emprendimientos productivos por parte de trabajadores desocupados, como estrategia de generación de ingresos, ante la alta desocupación que registraba el mercado de trabajo. Un tema totalmente nuevo para mi. Mi nuevo proyecto de tesis doctoral fue sobre la noción de desarrollo en este tipo de programas. Esta vez sí completé la investigación y defendí la tesis. Así, mi nuevo interés pasó a ser el “desarrollo emprendedor” y la generación de modelos de negocio.

Tras defender mi tesis mi nuevo interés me llevó a conectarme con los programas de desarrollo emprendedor en la UNLP y colaborar con su Dirección de Vinculación Tecnológica. En mi actividad docente encontré un gran rechazo entre los estudiantes de la Facultad de Ciencias Naturales en general y los de antropología en particular, hacia todo lo que sea actividad empresarial y ganar dinero. El tema es asociado inmediatamente con engendros diabólicos como las multinacionales Exxon, Monsanto y Barrick-Gold, cuyo fin es acumular la mayor cantidad de riqueza posible aún a costa de destruir la vida en el planeta. Es como si TODA empresa o negocio fuera Monsanto en potencia. En este clima es muy difícil hablar de emprender.

Entonces la UNLP se incorporó a la red iberoamericana de universidades Emprendia, que en ese momento se proponía sumar a sus actividades la promoción de emprendimientos sociales, y desde la DVT me propusieron aportar a este tema. Al comenzar a investigar me encontré con el consumo colaborativo y la economía del bien común, que tienen muchos puntos de contacto con la economía social, pero le agregan las nuevas tecnologías y la búsqueda de nuevas formas de propiedad. Me encontré con las empresas B y el sector 2.5, que buscan nuevos modelos de negocio en los que los fines sociales sean prioritarios, pero que también buscan en forma subordinada, generar ingresos que permitan hacer de esa actividad su medio de vida.

Ahí fue donde noté que comenzaban a conectarse las nuevas tecnologías, las formas de trabajo colaborativa de los hackers, y las nuevas formas de propiedad como las licencia GNU y Creative Commons, con la economía social, el desarrollo emprendedor, los modelos de negocio, los emprendimientos sociales, el “buen vivir”, el software libre y la cultura libre (por ej. el proyecto FLOK). Con el beneficio adicional de que esta combinación prometía resultar más potable para la población estudiantil de mi Facultad.

Hace poco me encontré con una presentación de Michael Bauwens, el presidente de la Fundación Peer-to-Peer (P2P), en el que describe cuatro escenarios probables de evolución de las nuevas formas de producción. Y no sólo descubrí que hablábamos el mismo idioma sino que la forma como él organiza esos cuatro escenarios se asemeja asombrosamente al análisis de Mary Douglas de las cuatro visiones de mundo o “sesgos culturales”, al que le dediqué varios post en este blog. Prometo describir esas semejanzas en detalle en un próximo artículo, pero si no pueden esperar pueden ir viendo la alocución de Bauwens aquí (si no aparecen los subtítulos en español pueden activarlos desde la barra en la parte inferior del video):


Las coincidencias eran tantas que apenas podía contener el entusiasmo en el pecho y entonces otro bloggero y compañero de trabajo del Ministerio con quien suelo hablar de estos temas mano a mano, me pasó el vínculo a un artículo de Bauwens de julio de 2012, en el que explica las actuales transformaciones en la economía y las formas de producción como el nacimiento de un nuevo “protomodo de producción”, apela a la misma tesis de Marx que yo usé en mi tesis sobre los hackers. Bauwen no se refiere explícitamente a los hackers, pero sí a las relaciones sociales de producción que caracterizan su trabajo, que es lo que yo destacaba en mi primer proyecto de tesis.

Así es como todo se conecta y mi próximo proyecto de investigación, que ya estoy escribiendo, es una conjunción de los dos proyectos de tesis anteriores bajo el tema del emprendedurismo social. De modo que todo el trabajo y el estudio que hice para el primero, a pesar de haber quedado inconcluso, no fue en vano y lo estoy recuperando junto con las conclusiones del segundo. Espero tener a mediano plazo avances interesantes para compartir al respecto. Si conocen experiencias o Uds. mismos son parte de esta apasionante movida que se perfila como el futuro no se priven de dejar sus comentarios o contactarse conmigo para conocer su trabajo.

viernes, 16 de enero de 2015

Cómo cargar un video de YouTube con su transcripción para analizar en Nvivo10

En mi próxima investigación pienso analizar, entre otras fuentes, algunos videos descargados de Internet. Está en mis planes contar con las transcripciones sincronizadas. En algunos casos dichas transcripciones ya existen bajo la forma de subtítulos no incrustados. Especialmente cuando el audio original está en un idioma diferente y se ha proporcionado subtítulos traducidos a otros idiomas. 

Como será para mi la primera vez que hago esto estuve investigando cómo se hace y ahora que ya encontré una manera satisfactoria decidí preparar un tutorial para aquellos que enfrenten una tarea similar. Les contaré cómo descargar de YouTube un video con sus respectivos subtítulos (no incrustados) para cargar ambos (video y transcripción) en el Nvivo 10® para analizarlos. Abajo les dejo un video tutorial que muestra como se hace, pero primero se los cuento:


Para bajar de YouTube el video que quieren analizar disponen de varios programas pero yo les voy a contar lo que yo he usado. Como soy partidario del software libre uso Firefox, y para éste navegador existe un plugin llamado Video DownloadHelper. Si no lo tienen cliqueen sobre el vínculo anterior o búsquenlo Uds. mismos desde el navegador yendo al menú Herramientas, luego Complementos, luego Obtener complementos y en el campo del buscador escriban "Video DownloadHelper". Cuando lo hallen le dan click al botón “Instalar” y reinician el Firefox. Al visitar YouTube con un video cargado en la página tendrán un botón más en la barra de herramientas, consistente en tres bolitas de colores, azul, roja y amarilla, como las de Telefé, desde el que podrán descargar el video.

Una vez que hayan bajado el video pueden importarlo a Nvivo 10®. Para eso abren el software, cargan el proyecto que corresponda y en la barra de menú del margen izquierdo van a "Recursos" y luego a "Elementos internos". Eligen la opción de menú "Datos externos" y presionan el botón "Videos", buscan el video que acaban de descargar, y lo importan. Listo el video. Pueden abrirlo y verán a la derecha la ventana correspondiente a la transcripción, por ahora en blanco. Pero por poco tiempo. 

Ahora hay que descargar los subtítulos (transcripción). Para eso en la barra de menú ubicada debajo del video en YouTube cliquean en “... More” y elijen “Transcript”. Se va a cargar debajo una ventana con la transcripción del video en el idioma que esté seleccionado. Con el ratón seleccionan todo el texto de la transcripción cliqueando en la primera línea y arrastrando el ratón hasta la última línea mientras mantienen presionado el botón izquierdo. Cuando esté seleccionada toda la transcripción presionan Ctrl + C para copiarla. 

Luego abren el Word® (o el procesador de texto que usen; yo daré indicaciones para el MS-Word®) y pegan la transcripción en un documento nuevo, presionando Ctrl + V (o presionando el botón “Pegar” de la barra de herramientas “Inicio”) el resultado tendrá el siguiente aspecto, si tienen activada la función de ver los caracteres no imprimibles (transcribo sólo las tres primeras líneas): 
0:04
Cuatro escenarios para la Economía Colaborativa Ponente: Michel Bauwens
0:12
No se muy bien cómo presentar esto pero bueno, ya volveréis a divertiros cuando acabe.
0:18
Pero es mejor empezar con las expectativas bajas, así os llevaréis una buena impresión.
Como vemos, cada timestamp está en una línea diferente de su texto, separado del mismo por un salto de párrafo. Y nosotros necesitamos que lo esté por una marca de tabulación. Reemplazarlas a mano sería muy tedioso por lo que vamos a usar otro método. 

En primer lugar cliqueen en en la barra de estado del Word® (borde inferior de la ventana) en donde dice “Palabras: “ seguido de un número. En la ventanita que se abre fíjense el dato de la cantidad de párrafos que tiene esta transcripción. Tenemos que reducirla a la mitad. En mi ejemplo son 532 y tenemos que reducirlas a 266. 

Para ello en primer lugar presionen “deshacer” (Ctrl + z o botón con flecha azul hacia la izquierda en la barra de herramientas de acceso rápido) o borren la transcripción que pegaron, o abran un nuevo documento. La cuestión es que comenzamos con un documento en blanco. 

Ahora creamos una tabla que tenga dos columnas y una cantidad de filas igual a la mitad de la cantidad de párrafos que tenía recién la transcripción. Para eso van al menú “Insertar” presionan el botón “Tabla” y elijen la opción “Insertar tabla”. En la ventanita que se abre indican en “Número de columnas”: 2 y en “Número de filas”: el valor que corresponda. En nuestro ejemplo es 266. 

A continuación seleccionan la tabla completa. Hay varios métodos para hacerlo. Pueden hacerlo desde el menú “Herramientas de tabla - Presentación”, botón “Seleccionar”, opción “Seleccionar tabla”. Una vez hecho esto presionan Ctrl + V para pegar la transcripción, que debe haber ocupado toda la tabla. Asegúrense que la primera y la última línea son las que deben ser.

Para terminar, siempre con toda la tabla seleccionada, en el menú “Herramientas de tabla - Presentación”, presionamos el botón “ convertir texto a”. En el cuadro de diálogo que se abre elegimos como separadores “tabulaciones” y damos “aceptar”. Con esto llegamos a donde queríamos. Si presionan el botón para mostrar los símbolos no imprimibles el archivo mostrará el siguiente aspecto, en el que se ven las tabulaciones a continuación de los timestamps como flechas azules hacia la derecha: Cada texto correspondiente debe terminar con una marca de párrafo.
0:04 Cuatro escenarios para la Economía Colaborativa Ponente: Michel Bauwens
0:12 No se muy bien cómo presentar esto pero bueno, ya volveréis a divertiros cuando acabe.
0:18 Pero es mejor empezar con las expectativas bajas, así os llevaréis una buena impresión
Sólo resta guardar el archivo como "texto sin formato". Esto lo hacen cliqueando en el botón de inicio del Word (esquina superior izquierda de la ventana), eligen la opción “guardar cómo”, luego “otros formatos” y en el campo "tipo" eligen la opción “texto sin formato (*.txt)". No se preocupen por las advertencias de que se perderán formatos. Eso es lo que necesitamos. Presionen "Aceptar".

Ahora vamos al Nvivo® para importar la transcripción. 

Vayan al menú "Medios", cliqueen en el botón "Importar" y elijan “Filas de transcripción”. Presionen el botón “Seleccionar” y elijan el archivo de texto que acaban de guardar. En el campo “crear una transcripción por cada...” elijan la opción “línea delimitada por tabuladores ”. Quiten la marca de la caja de chequeo con el texto “El archivo incluye la fila de encabezado”. 

En la sección “Asignaciones para el campo de la transcripción” indiquen lo siguiente: para el campo 1 “período de tiempo” y para el campo 2 “contenido”, y presionen el botón aceptar. Con esto se importa la transcripción. Si obtienen algún mensaje de error revisen el archivo de texto para asegurarse que todos los párrafos comienzan con un timestamp seguido de una tabulación y terminan con texto.

Por último queda, si así lo desean, sincronizar el video con la transcripción. Una pavada. Sólo hay que presionar el botón “sincronizar” en la cinta de menú de Medios. 

Ya está listo el video con su transcripción sincronizada para ser codificado a gusto. Pero eso sería otra “clase”. Espero que este tutorial sea de utilidad. Éxitos.